Hace pocos días fue 15 de agosto, día en el que el barrio de la Labradora, barrio ilustre de nuestro municipio, celebra sus fiestas. En Herencia somos muy de barrios y cada uno cuenta con sus propias fiestas en donde la gastronomía local se junta con la verbena, mercadillos y demás actividades. En concreto, en estas fiestas en honor a María Santísima de la Asunción se organizó un mercadillo de artesanía y gastronomía, y tuvieron lugar bailes folkloricos de la región. Este barrio tan singular, necesitaba un mejor acondicionamiento. Es por eso que hace un par de meses el Plan de Obras Municipales de la Diputación Provincial de Ciudad Real aprobó el presupuesto necesario para cumplir las peticiones sugeridas por el colectivo vecinal y así dotar la zona de una mayor accesibilidad.

Las obras consistieron en la sustitución del pavimento y bordillo de los dos acerados de la Avenida de la Labradora, con las mismas características que los colocados en las obras de la Travesía y de las calles aledañas, para continuar con la estética del entorno. Concretamente instalamos el adoquín de 40×20 modelo tormenta de arena, que podéis ver aquí mismo, en el catálogo de nuestra web.

A continuación, os dejamos unas cuantas imágenes para que veais lo bien que ha quedado: